Causas de diarrea

La diarrea es una condición médica en que la persona tiene deposiciones blandas o líquidas separadas por pocos minutos. No se trata de una enfermedad, sino que del síntoma de que algo no está bien en el cuerpo y es momento de consultar a un profesional.

Rara vez la diarrea viene sola, sino que suele estar acompañada por vómito, dolor abdominal, fiebre y otros síntomas. Las causas de la diarrea son diversas y pueden ir desde cuadros infecciosos a problemas de digestión, pasando por otros más complicados.

Infecciones virales

Uno de los síntomas más comunes de las infecciones virales es la diarrea, la cual acompaña a vómitos y malestar general, además de fiebre.

Si la infección es leve cederá por sí sola, pero en casos de vómitos, diarrea constantes y fiebre alta, se debe consultar al médico, especialmente si se trata de niños, ya que podrían ser causa de deshidratación, requiriendo de exámenes y tratamientos farmacológicos.

La diarrea suele venir acompañada de otros síntomas como dolor abdominal y vómitos

Intoxicaciones alimentarias

Comer alimentos en mal estado o agua contaminada, puede provocar cuadros digestivos que causan diarrea y vómitos, entre otros síntomas. Este tipo de infecciones son bacterianas o parasitarias y suelen ser de corta duración, aunque existen casos más graves que incluso pueden resultar mortales en personas vulnerables como bebés, ancianos y gente con enfermedades de base.

Intolerancias alimentarias


No todas las personas pueden consumir cualquier alimento. La diarrea puede ser señal de intolerancias a la lactosa o gluten, entre otros nutrientes presentes en alimentos del día a día. Hay que diferenciar intolerancia de alergia, ya que la segunda tiene síntomas diferentes.

Las intolerancias son diagnosticadas por médicos y el tratamiento es evitar los alimentos que contienen el ingrediente que la persona es incapaz de digerir, además de revisar posibles daños causados por su consumo anterior.

Enfermedades crónicas

Enfermedades crónicas como el mal de Crohn, síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa y enfermedad celíaca, entre varias más, tienen a la diarrea como una de sus consecuencias. Incluso pueden ser la primera señal que ayuda a que el médico pueda diagnosticarlas mediante estudios acuciosos.

Consumo de medicamentos

El consumo de medicamentos de casi cualquier tipo, puede tener a la diarrea como efecto secundario, ya que perturban la flora bacteriana y el funcionamiento normal del sistema digestivo.

Si la diarrea es aislada y no existen otros efectos graves, la persona deberá seguir su tratamiento o pedir al médico el uso de un fármaco que la contrarreste, pero si es fuerte y genera síntomas más complicados se debe acudir a la sala de urgencias y buscar un tratamiento alternativo.

La diarrea es siempre señal que de algo ocurre en nuestro cuerpo y se debe prestar atención a su severidad y duración, especialmente si viene acompañada por heces con sangre, consultando al médico para saber qué provoca tan desagradable síntoma, para así poder tratar la enfermedad de base adecuadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.