Causas de la bulimia

La bulimia es un trastorno psicológico y alimentario muy frecuente entre adultos y entres adolescentes entre los 14 y los 18 años de edad. Se caracteriza por alejarse de unas saludables formas de alimentarse, consumiendo en exceso comida en períodos muy cortos, es decir, dándose “atracones” que vienen seguidos de un arrepentimiento que puede llevar al sujeto a vomitar o a tomar laxantes para eliminar lo ingerido.

El miedo a subir de peso afecta a las emociones y a los sentimientos de la persona, lo que influye a su estado de ánimo que puede desembocar en problemas de depresión.

Aunque no se ha logrado encontrar la causa orgánica de este trastorno, se piensa que son varios los factores que pueden llegar a desencadenar la bulimia. Por una parte ciertos estudios científicos localizan este trastorno a nivel genético, en el cromosoma 10, con alteración en la actividad o en los niveles de algunas sustancias neurotransmisoras como la serotonina, la dopamina o la noradrenalina.

Causas de la bulimia

Por otra parte suele existir cierta susceptibilidad en estas personas enfermas, seguramente demostrada en otros casos familiares o por ciertas circunstancias que rodean su ambiente personal.

Otra importante causa es una baja autoestima. Ésta puede llevar a una preocupación excesiva por el aspecto físico, algo que conlleva la realización de diferentes dietas restrictivas que no producen siempre los resultados que se esperan y que se alterna con episodios de un consumo de comida incontrolado lo que sin duda, provoca un desequilibrio en el metabolismo.

El paciente tendrá grandes sentimientos de culpabilidad por ese atracón y junto con la preocupación por coger kilos, aparecerán otras conductas como la provocación del vómito o el abuso de laxantes.

La persona que tiene este trastorno se ve presionada también por los actuales patrones de belleza que son considerados por la sociedad como los ideales, lo que provoca que tenga la necesidad de ser delgada y atractiva para de esta forma sentirse aceptada por todos. Un fracaso sentimental o una experiencia de rechazo social, puede hacer creer que la pérdida de peso es un requisito necesario para conseguir el éxito.

Otra causa presente en este trastorno de la alimentación, es una percepción irreal de la propia imagen corporal, viéndose la persona enferma gorda aunque su peso sea el adecuado tanto para su edad como para su constitución.

Síntomas que presenta una persona con bulimia

Además de las grandes cantidades de alimentos que se ingieren en períodos cortos de tiempo que se contrarrestan con vómitos y abuso de laxantes para purgarse, también es habitual que la persona recurra a un excesivo ejercicio físico para compensar los kilos cogidos de más.

Se debe empezar a sospechar cuando una persona, nada más acabar de comer, se encierra en el cuarto de baño de manera habitual. De la misma manera puede ayunar durante un gran período de tiempo por su miedo a engordar, fijándose como meta principal conseguir un peso inferior al adecuado.

La bulimia además se presenta generalmente en pacientes que han padecido episodios de anorexia anteriores con un intervalo entre los dos trastornos de varios meses o incluso de años. Además estas personas presentan fatiga, apatía, irritabilidad, cambios en el sueño, pérdida de rendimiento escolar o laboral, un abandono de la higiene personal y amenorrea en las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.