Causas de la gripe

La gripe es una enfermedad respiratoria viral altamente contagiosa caracterizada por fuertes síntomas como fiebre alta, tos, escalofríos, dolor de cuerpo, garganta, cabeza y un malestar general que dura mucho más que un simple resfrío.

La causa de la gripe son los virus de influenza humana por eso la enfermedad también se conoce como influenza. Muchas personas confunden gripe y resfrío usando ambos términos como sinónimos, pero se trata de enfermedades diferentes siendo la segunda mucho menos seria aunque comparten los síntomas iniciales.


Cada año entre un 5% y 20% de las personas se enferman de gripe en el mundo, siendo especialmente grave en niños pequeños, adultos mayores e individuos con enfermedades crónicas. La influenza se puede prevenir con vacunas que si bien no evitan completamente la posibilidad de enfermarse, si la hacen más leve en caso de contraer el virus.

Causas de la gripe

La gripe se puede prevenir con una vacuna contra los virus que la provocan

La gripe es causada por los  influenzavirus Tipo A o B, cada uno con variantes, ya que es un virus que tiende a mutar por lo que cada año se presentan versiones diferentes, eso hace que sea necesario vacunarse todos los años contra las cepas que se cree serán más fuertes durante esa temporada de otoño-invierno.

La gripe se contagia a través de las secreciones nasales, de garganta o saliva de una persona enferma, las que entran al cuerpo del paciente a través de su nariz o boca. Estos virus son extremadamente contagiosos y quienes la padecen muchas veces no saben que están enfermos ya que el período de incubación puede ir entre 1 y 4 días.

Basta estar a un metro de distancia de alguien enfermo para contagiarse con el virus de la influenza humana, incluso este virus puede vivir en superficies por lo que basta tocar, por ejemplo una puerta donde esté el virus y luego llevarse la mano al rostro para contagiarse, por eso el lavado de manos se hace tan importante durante las épocas en que la gripe está más fuerte.

La gripe no se cura con antibióticos ya que no es de origen bacteriano, el tratamiento va por controlar sus efectos y en ciertas ocasiones el uso de antivirales que evitan que el virus se siga replicando, los cuidados varían según el cuadro de cada paciente.

Síntomas de la gripe

La gripe o influenza tiene una sintomatología bastante variada, pero entre las que destacan varios signos que deben ser tomados en cuenta por el paciente para buscar ayuda médica que ayude a controlarlos.

  • Fiebre que puede o no ser alta
  • Dolor de garganta
  • Secreción y congestión nasal
  • Tos
  • Dolores de cabeza, cuerpo y musculares
  • Fuerte cansancio
  • Escalofríos
  • Malestar estomacal

Los síntomas pueden variar de paciente a paciente, siendo más o menos severos y no todas las personas con gripe presentarán las mismas señales, lo importante es reconocerla ya que suelen ser más intensas y duraderas que las de un resfrío.

Si es que los síntomas de la gripe no ceden y se hacen más fuertes, el paciente puede desarrollar un neumonía o incluso una septicemia o infección generalizada que puede terminar con su hospitalización o incluso la muerte.

Diferencia entre gripe y resfrío

La gripe y el resfrío son dos enfermedades diferentes aunque muchos no las distinguen ya que tienen algunos síntomas en común. La gripe es causada por un virus, mientras que el resfrío puede ser viral o bacteriano.

El resfrío es más leve que la gripe y de causar fiebre la temperatura no será alta, además tendrá congestión nasal, la cual no es tan común en la gripe. Un resfrío suele curarse solo en un par de días, mientras que la influenza puede durar semanas y requerir asistencia médica.

Un resfrío no irá más allá de fiebre leve y congestión nasal, mientras que la gripe empeora y afecta al cuerpo entero pudiendo llegar a ser mortal, todo depende de su severidad y la salud general del paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.