Causas de la Revolución Francesa

En el año 1789 surgió un movimiento social, político y económico en Francia conocido como la Revolución francesa, cuya consecuencia más importante fue el derrocamiento de la monarquía absolutista que hasta entonces reinaba el país y que a su vez originó el establecimiento de un gobierno democrático republicano cuyo lema era Libertad, Igualdad y Fraternidad. Conoce en este artículo cuáles fueran las causas de la Revolución Francesa.

Causas de la Revolución Francesa

Antes de la Revolución Francesa el país vivía en un Antiguo Régimen caracterizado por la presencia constante de desigualdad e injusticias que conformaron las causas reales de este hecho histórico que se dividen en políticas, sociales y económicas. De la primera causa destaca la forma de gobierno absolutista en la que el Rey hacía y deshacía sin dar cuentas a nadie, la manera desigual de aplicar las leyes y la prohibición de la libertad de culto y conciencia.

Revolución Francesa

Si hablamos de las causas sociales hay que distinguir que la organización de Francia se encontraba basada en la desigualdad distinguiéndose tres clases: el clero, la nobleza y el estado llano, siendo los dos primeros estamentos privilegiados y el último compuesto por los burgueses, los principales instigadores de la Revolución Francesa, los artesanos y los campesinos.

Por último las causas económicas también influyeron a la hora de declarar la revolución, ya que su situación de bancarrota debido al monopolio de riquezas por parte de la nobleza y del clero, el pago de impuestos desproporcionado por el estado llano, la decadencia de la industria y el comercio y el derroche de dinero para sostener la corte de Versalles, conformaron una situación insostenible, que junto con el resto de los motivos descritos, hicieron que estallara la Revolución Francesa.

Consecuencias de la Revolución Francesa

El comienzo de la Revolución Francesa provoca el fin del Antiguo Régimen y lo que conlleva el fin de los privilegios de los que gozaba la iglesia así como del feudalismo. Por otro lado aparece la Declaración de los Derechos del Hombre así como las primeras ideas sobre la democracia en Europa y el nacionalismo.

En cualquier caso hay que aclarar que la sociedad francesa no cambió demasiado durante la post revolución, ya que aunque se declaró la democracia, ésta fue instaurada en su mayoría por los burgueses y estos buscaban mejorías en su propio grupo, ejerciendo el antiguo papel de la nobleza.