Causas de la Revolución Rusa

Sin duda alguna, uno de los más importantes acontecimientos del siglo XX es la Revolución Rusa, tanto porque el Imperio Ruso pasó a ser la URSS como porque con ella apareció el primer gobierno socialista de todo el mundo. En este artículo conocerás a averiguar cuáles fueron las causas de esta revolución. ¿Te apuntas?

La Revolución Rusa es el nombre que recibe todos los acontecimientos acaecidos entre el mes de febrero y el de octubre del año 1917, que consiguieron derrocar el régimen de los zares rusos y la instalación de un gobierno innovador en el mundo. Conocida como una de las más virulentas de toda la historia moderna, esta revolución es el origen del descontento del pueblo con la situación que se vivía en su país.

Revolución Rusa

Causas de la Revolución Rusa

Y es que el descontento que los habitantes tenían con su zar Nicolás II fue el principal desencadenante de esta revolución, ya que mientras el mismo ejercía un elevado despotismo y vivía rodeado de una enorme riqueza, el pueblo se estaba muriendo de hambre y sin ningún tipo de recurso debido a las batallas continuas perdidas durante la Primera Guerra Mundial con Alemania. Además la opresión que sufrían las clases más bajas se veía contrastada con el gran poder que todavía mantenían los señores feudales dominando gigantescas extensiones de tierra trabajadas por los mujiks o campesinos.

Otra de las causas de esta revolución fue la entrada de dinero extranjero al país que dominaba todos los centros y fábricas de la Unión Soviética, dando lugar a la aparición de obreros que trabajaban en condiciones infrahumanas. De ahí que cada vez fueran más frecuentes todo tipo de protestas, que más adelante pasaban a huelgas y que terminaron en revueltas. Una gran cantidad de estos obreros consiguieron agruparse en unas organizaciones sindicales a las que se conocía como soviets. Por otra parte una importante entrada de ideas marxistas en el pueblo, se estaban introduciendo en los últimos tiempos.

Consecuencias de la revolución

El derrocamiento del zar y su dinastía con siglos de presión a sus espaldas, fue la primera consecuencia de la Revolución rusa. En su lugar se creó la URSS o Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas, lo que supuso adoptar ideas socialistas y desarrollar otras ideas comunistas y anarquistas.

Después de esta revolución la URSS llegó a ser una de las potencias económicas principales del mundo, además de ser fundamental a la hora de derrotar durante la Segunda Guerra Mundial a Alemania. Además pugnó con Estados Unidos por la supremacía mundial durante la Guerra Fría, estableciendo una lucha de poder entre el bloque comunista y el bloque capitalista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.