Causas del calentamiento global

El calentamiento global es un fenómeno caracterizado por el alza de la temperatura en el planeta lo que genera una serie de consecuencias sobre todos los aspectos de la vida en este, incluyendo la posibilidad de que la Tierra se convierta en un lugar inhabitable en un futuro próximo.

Conocido también como cambio climático, el calentamiento global tiene efectos graves que ya se notan en el día a día de las personas y que pueden ser catastróficos, siendo un ejemplo los desastres naturales atípicos que golpean cada vez con más fuerza a diferentes zonas del planeta.


Las causas del calentamiento global son variadas, pero el ser humano está detrás de la gran mayoría de ellas, ya sea directa o indirectamente, por lo que el lograr frenar o al menos disminuir su avance también es tarea de todas las personas mediante iniciativas planetarias conjuntas en la que todo pequeño aporte vale, desde preferir energías alternativas a cuidar la forma en que eliminamos los desechos incluyendo el cuidar la contaminación de los océanos.

El derretimiento de los glaciares está entre las consecuencias visibles del calentamiento global

Adelgazamiento de la capa de ozono

El planeta está protegido de la radiación de los rayos solares por una capa de gases que absorbe parte importante de esta, se trata de la llamada capa de ozono cuyo adelgazamiento está ligado directamente al calentamiento global.


La capa de ozono se encuentra a unos 20 kilómetros de la superficie terrestre estando compuesta por una serie de gases siendo el ozono el principal. Cambios en la concentración de los gases dañan el equilibrio que permitía le permitía absorber hasta un 99 % de la radiación ultravioleta.Sin la protección de la capa de ozono, los daños ultravioleta dañinos logran penetrar la estratosfera sin que se retenga parte de su temperatura y radiación, la cual llega directamente a la superficie terrestre subiendo las temperaturas.

Gases invernaderos

Los principales culpables del adelgazamiento en la capa de ozono son los llamados gases invernaderos. Se trata de químicos normales que en pequeña cantidad no son perjudiciales, pero cuando superan los límites  afectan la composición y el equilibrio de la capa de ozono.

Entre los responsables de la emisión excesiva de gases invernaderos está el uso de combustibles fósiles tanto en vehículos como también en procesos industriales, generación de energía y desechos de industrias que llegan al ambiente y las aguas.

Uso de combustibles fósiles

Los combustibles fósiles son derivados del petróleo, los cuales al ser quemados para utilizarlos como fuente de energía liberan una gran cantidad de contaminantes al ambiente, estando entre los principales causantes del calentamiento global.

El principal contaminante liberado en el uso de combustibles fósiles es el CO2. Desde 1990, la liberación de CO2 subió en un 20% llegando 20 mil millones toneladas métricas por año. La adopción de vehículos eléctricos puede ayudar a disminuirla.

Emisión de contaminantes industriales

Las industrias utilizan diferentes químicos en sus procesos, los que se liberan al ambiente generando gases tóxicos que suben y perturban la capa de ozono, ya sea en forma de CO2 u otros contaminantes peligrosos como es el caso de los refrigerantes.

Los contaminantes también llegan a los océanos alterando los ecosistemas submarinos, ya que se modifica su acidez provocando la muerte de especies vegetales y animales. Además, cuando el agua se evapora sube en forma de gases perjudiciales y no simple vapor de agua.

Agricultura y ganadería

Los procesos para cultivar alimentos ayudan a la liberación de gases tóxicos al ambiente, ya que ciertos tipos de abonos para acelerar y optimizar los cultivos liberan químicos dañinos al suelo, aire y aguas como por ejemplo el óxido nitroso.

Los animales de granja como vacas y ovejas despiden gases corporales altos en metano y otros contaminantes, dado a la forma en que procesan sus alimentos dentro de sus cuerpos. El tener varios de estos animales concentrados en espacios pequeños, algo propio de la ganadería moderna, genera fuentes de contaminación peligrosas.

Deforestación

El avance de las ciudades hace que se talen bosques eliminando especies capaces de absorber parte del CO2 en el ambiente, lo que contribuye al calentamiento global. Muchos de estos árboles y plantas son quemados liberando contaminantes al ambiente y dejando espacio a la construcción de ciudades.

El reemplazar zonas naturales con ciudades, evita que la tierra pueda absorber esos rayos solares extra y, aún peor provoca que estos incluso se amplifiquen al reflejarse en el concreto, un problema doble por culpa de esta práctica nefasta.

El calentamiento global no se detiene y sigue avanzando, ello mientras no se logren controlar aquellos procesos que los causan y que tienen como culpables a los seres humanos que durante siglos no mostraron ningún rastro de piedad hacia el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.