Causas de la deforestación

La deforestación es un problema grave que afecta a todo el planeta y empeora cada año, trayendo consecuencias que van mucho más allá de la pérdida de espacios verdes, con un efecto directo en la extinción de especies, desastres naturales e incluso el calentamiento global.

Alrededor de un tercio del planeta está cubierto por bosques y selvas, parece bastante pero disminuye a tasas alarmantes. La deforestación es una realidad que afecta a todo país y si no se toman medidas inmediatas los resultados pueden ser devastadores.


Las causas de la deforestación son diversas pero en su mayoría tienen a los humanos como culpables. Al conocer qué provoca la pérdida de estos espacios verdades, ya sean bosques, selvas u otros ecosistemas, será más sencillo el saber cómo cada persona puede colaborar para evitar que siga avanzando.

Cada año se pierden 18,7 millones de acres verdes por culpa de la deforestación en todo el mundo

Causas de la deforestación

La deforestación en nuestro planeta es cada vez más grave, cada minuto desaparecen espacios naturales que equivalen a 27 canchas de fútbol, lo que en un año suman 18,7 millones de acres de bosques y selvas.

Para luchar contra la deforestación hay que saber qué la causa, aquí las principales razones detrás detrás de la pérdida acelerada de los pulmones verdes del planeta.

Avance de las ciudades

Una de las principales causas de la deforestación es la destrucción de espacios verdes para la ampliación de ciudades o la construcción de nuevos espacios urbanos, cambiando la naturaleza por el cemento, lo que no solo destruye esa zona natural sino que también el hábitat de cientos de especies vegetales y animales.

Industria forestal

La tala indiscriminada de árboles por parte de la industria forestal que los usará para madera o materia prima de otros productos como el papel o celulosa, es una de las razones más comunes para la destrucción de bosques.

Muchas veces se tala y no se vuelve a plantar nuevos árboles o, se cambian las especies propias de ese ecosistema por otras que crecen más rápido pero no se corresponden a esas áreas geográficas.

Crear espacios para ganadería y agricultura

Con el crecimiento de las ciudades se deben buscar nuevos espacios para granjas, lo que provoca la destrucción de zonas verdes para usarlas para ganadería y cultivos, tratando de sacar provecho económico de terrenos que antes eran hogar de animales o especies vegetales únicas.

La introducción de plantas o animales no nativos de la zona, generan efectos nocivos sobre la flora y fauna local, lo que contribuye a la merma e incluso extinción de especies al perder su ecosistema natural.

Obtención de recursos para consumo

La extracción de productos como el aceite de los árboles de palma, resinas y otros de origen vegetal hace que se destruyan bosques y selvas, ya que no se tiene el cuidado de evitar daños o simplemente se explotan más de lo aconsejable para sacar mayores provechos económicos, generando deforestación.

Las causas de la deforestación suman y siguen, por eso el tomar conciencia sobre ellas y buscar formas de detenerlas o al menos colaborar para mantener los espacios verdes del planeta podrían salvarnos de una verdadera catástrofe ecológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.