Causas del derrame pleural

El derrame pleural es la acumulación anormal de líquido en la membrana que envuelve el pulmón, conocida como pleura. Específicamente, el fluido queda entre las dos paredes de esta membrana provocando molestias.

La pleura está divida en dos membranas; parietal y visceral, entre ellas queda un hueco conocido como espacio pleural. A través de este normalmente circula el fluido pleural, que es muy necesario para las funciones del cuerpo. Cuando la cantidad de fluido es demasiado alta o cambia su composición y deja de circular, se está ante una anormalidad conocida como derrame pleural.


El derrame pleural no es una enfermedad en sí, sino que una consecuencia de otros problemas de salud. Así, la cura está en tratar las causas del derrame para volver a la normalidad, aunque en muchos casos no es tan sencillo por la gravedad de la condición de salud que lo provoca, generando que el paciente sienta fuertes dolores, cansancio y dificultades respiratorias, además de otras molestias que en un principio pueden parecer similares a las de la gripe.

El derrame pleural es la acumulación anormal de líquido en la membrana que rodea los pulmones

Causas del derrame pleural

El derrame pleural es una condición seria que requiere asistencia médica: Existen dos tipos de derrames pleurales, cada uno con sus propias causas. Se trata los derrames pleurales trasudados y  exudados.

Causas de los derrames pleurales trasudados

Los derrames pleurales trasudados, se dan cuando el espacio pleural se comienza a llenar con un fluido claro que no es el pleural común. Se trata de un líquido bajo en proteínas y carente de las células típicas del fluido pleural.

Este tipo de derrames suelen ser un síntoma de varias condiciones de salud. Una vez que se controlan, el derrame pleural trasudato se arregla por sí mismo. Entre los problemas de salud que pueden llevar a este tipo de derrame están:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Cirrosis hepatica
  • Insuficiencia renal en estado avanzado
  • Hipotiroidismo descompensado
  • Otras condiciones que provoquen acumulación de líquido en el abdomen

Causas de los derrames pleurales exudados

Los derrames pleurales exsudatos, se dan por un cambio en la composición del fluido pleural, el cual se vuelve más viscozo y oscuro. Incluso puede contener trazas de sangre o pus. Este tipo de derrames tienen como causa común ciertos tipos de infecciones, condiciones autoinmunes y cánceres:

  • Embolia pulmonar
  • Linfoma
  • Cáncer de pulmón con metástasis a la pleura
  • Artritis reumatoide
  • Lupus
  • Pancreatitis
  • Neumonía
  • Complicación de peritonitis o abscesos abdominales
  • Mesotelioma
  • Síndrome de híper-estimulación ovárica

Para saber qué tipo de derrame pleural está sufriendo una persona, los médicos examinan el fluido, el cual luce diferente a la vista y también ante el microscopio, ya que el exudado es mucho más rico en proteínas que el trasudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.