Causas de una erupción volcánica

Una erupción volcánica es la expulsión de lava, gases y cenizas a altas temperaturas a la superficie terrestre, ya sea desde un volcán existente o el surgimiento de uno nuevo. Las erupciones causan diversos problemas los que pueden llegar a ser muy graves e, incluso se cree que contribuyen al cambio climático.

Este tipo de desastre natural es imposible de prevenir y en muchos casos tampoco se puede predecir, ya que un volcán supuestamente dormido en cualquier momento puede entrar en actividad.


En una erupción volcánica se liberan cenizas, gases tóxicos y magma, una sustancia semi líquida compuesta por rocas fundidas y otros materiales que se encuentra a una altísima temperatura. No todas las erupciones son iguales, todo depende del tipo de volcán y la fuerza del fenómeno.

Las erupciones volcánicas son difíciles de predecir e imposibles de prevenir

¿Qué causa una erupción volcánica? Si bien los científicos no lo tienen completamente claro, si existen teorías para explicar por qué ocurre una erupción volcánica.

Aumento de presión de los gases volcánicos

Un volcán nunca está extinto, solo dormido y, en su interior siempre hay gases en su lava que burbujean creando una presión. Si es que estos se alborotan, tienden a querer salir generando que la lava suba y termine expulsada por el cráter.

La fuerza de esa presión puede hacer que se abran cráteres nuevos y fisuras en el volcán, incluso existen volcanes submarinos que pueden emerger superficie cuando hacen erupción.

Movimiento de las placas tectónicas

Los volcanes son profundos y llegan a tocar las placas tectónicas, por lo que el movimiento de estos genera que la lava se agite y los gases comiencen a ejercer presión. Una de las primeras pistas que da la idea que se viene una erupción, es el aumento de la sismicidad en la zona en lo que se conoce como enjambre sísmico.

Para que se produzca una erupción volcánica, se deben combinar el movimiento de placas y el aumento de la presión de los gases. Según su severidad, la erupción puede venir acompañada de explosiones y nubes de cenizas capaces de alcanzar una gran altura.

Gracias a la acción de viento, las cenizas volcánicas pueden llegar a zonas bastante alejadas del volcán e, incluso generar condiciones que hacen peligrosa la circulación de aviones, afectando miles de kilómetros a la redonda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.