Causas de una hernia

Las hernias son protuberancias de tejidos que se pueden dar en diferentes partes del cuerpo, causando molestias, dolor e incluso requerir de tratamiento quirúrgico para remediarlas y evitar que vuelvan a ocurrir.

Existen diversos tipos de hernias siendo las de disco, umbilical, inguinal, femoral y umbilical las más comunes, pudiendo afectar a personas de cualquier edad, aunque gente de edad avanzada tiene mayor propensión a sufrirlas, al igual que quienes son obesos o padecen ciertas enfermedades crónicas.


¿Qué causa que se forme una hernia? Si bien muchas veces no hay explicación para una hernia, hay ciertas condiciones que hacen más probable la aparición de una hernia y que van desde actividades al estado general del cuerpo.

El levantar cantidades excesivas de peso puede causar una hernia

Intervenciones quirúrgicas

Uno de los riesgos de cualquier cirugía es la formación de una hernia en la zona donde se hizo la incisión, sobre todo si la operación obliga a estar en cama durante un período largo o requiere cortes tanto sobre piel como también músculos.

Debilidad en las paredes abdominales

El tener debilidad en la pared abdominal, ya sea por la edad, mal estado físico o alguna enfermedad, hace más sencillo que se forme una hernia al hacer un esfuerzo o someterse a una cirugía.

Exceso de esfuerzo físico

Levantar más peso del recomendado y realizar actividades físicas extenuantes, ya sean deportivas o del día a día, puede provocar que se forme una hernia por el aumento de la presión por sobre las paredes abdominales o la columna vertebral.

El hacer mucha fuerza para poder defecar, orinar o, sufrir de una tos crónica, también generan el mismo efecto.

Malformaciones congénitas

La hernia diafragmática congénita afecta a 1 de cada 2 mil o 3 mil bebés, quienes nacen con un defecto congénito que se presenta con un agujero en su diafragma, provocando que el contenido del abdomen puede pasar a la cavidad torácica.

Envejecimiento

Con el paso de los años el cuerpo se va desgastando y eso hace que las paredes que mantienen los tejidos en su lugar se hagan más débiles, facilitando la aparición de una hernia. La mayoría de las personas de la tercera edad tendrá una hernia, aunque quizá no se cuenta.

¿Quienes son más propensos a sufrir hernias?

Si bien cualquier persona puede sufrir una hernia en algún momento de su vida, hay pacientes que por sus características o condiciones de salud previas son más propensas a desarrollar una hernia. Entre los factores de riesgo destacan:

  • Ser mujer
  • Tener sobrepeso
  • Fumadores
  • Niños o adolescentes en lo que es uno o ambos testículos no descienden cuando deberían
  • Levantar grandes cantidades de peso con frecuencia
  • Estreñimiento crónico
  • Tos crónica
  • Desnutrición
  • Padecer de fibrosis quística
  • Sufrir problemas para orinar por el aumento de tamaño de la próstata
  • Líquido en el abdomen
  • Desnutrición